Encontraron una misteriosa caja de metal en su jardín, lo que contenía les dejó sin aliento

PUBLICADO EN 02/11/2021
Publicidad

Jamás esperarías que bajo el jardín de tu casa hubiera alguna otra cosa diferente a arena, sin embargo todos hemos soñado alguna vez con excavar y encontrar el mapa de un tesoro oculto o por qué no, directamente el tesoro. Claro está que no te vas a poner a cavar en el jardín para destrozarlo todo y no encontrar nada, sin embargo a este hombre le pasó, que tenía una extraña caja metálica semi enterrada en su jardín y nunca le hizo caso, él creía que sería lago de la electricidad, hasta que se dio cuenta de que ahí estaba el tesoro soñado.

Matthew y su familia

Mathew llevaba ya viviendo en esa casa con su familia más de 4 años. Vivía él junto a su mujer María y su hijo y, aunque pasaban bastante tiempo en casa y en el jardín, no sabían, ni se hacían una idea de lo que allí había escondido. La casa se encontraba en Todt Hill en Staten Island. Había montado un chill out en el jardín y habían tenido que explorar todo el terreno, excepto una esquina al fondo donde descubrían pronto algo sorprendente.

Matthew Y Su Familia

Matthew Y Su Familia

En sus propios ojos

Mientras montaban su nuevo sillón en el chillo ut, Mathew se dio cuenta de que en una esquina del jardín de repente brillaba algo, se acercó para ver mejor lo que era porque nunca se había percatado de que allí hubiera algo y debajo de unas hiedras venenosas pudo ver cómo asomaba semi enterrada una caja de metal. ¿Qué era eso y por qué nunca se había dado cuenta de que estaba ahí? Quizás porque estaba cubierta de hiedra venenosa…

En Sus Propios Ojos

En Sus Propios Ojos

El invierno fue duro

Aquel invierno había sido uno de los más duros que la familia podía recordar, estuvo nevando durante semanas y la nieve duró mucho tiempo debido a las bajísimas temperaturas. Quizás la caja estaba enterrada y debido a este gran temporal, la tierra se movió dejándola al descubierto y las hiedras que la tapaban ya no la tapaban tanto. Era todo un misterio que había dejado a Mathew muy intrigado. Tenía que coger aquella caja y ver lo que era, después de todo, estaba en su propiedad.

El Invierno Fue Duro

El Invierno Fue Duro

Arreglando el terreno

Pero antes de poder coger la caja tenía que asegurarse de no tocar esa hiedra venenosa, todo el invierno habían estado creciendo plantas de todo tipo e incluso los animales entraban a comer de ellas. El jardín estaba hecho un desastre y ahora que llegaba la primavera había que adecentarlo para pasar más tiempo en él. Así que Mathew llamó a un jardinero para que se encargara de todo y para que quitaran ellos las hiedras venenosas ya que él no tenía los materiales necesarios.

Arreglando El Terreno

Arreglando El Terreno

Quitaron la hiedra venenosa

Finalmente, y tras mucho trabajo, los jardineros consiguieron limpiar todo el jardín y dejarlo precioso. Los setos recortados, los frutales podados y los rosales listos para florecer, ese año el jardín iba a estar maravillo so seguro porque aquellos hombres eran unos profesionales y sabían lo que hacían. Además, por fin quitaron la hiedra venenosa que tenían al fondo ya que podía causarles algún daño. Y debajo de ella, estaba la misteriosa caja.

Quitaron La Hiedra Venenosa

Quitaron La Hiedra Venenosa

La misteriosa caja

Después de que finalmente el jardinero quitase todas las hiedras venenosas, la caja se podía ver perfectamente. Era una especie de caja metálica que estaba semi enterrada en el suelo. El jardinero le dijo a Mathew si quería que la sacase de ahí pero él le dijo que no, que ya lo haría él en otro momento. Mathew quería abrir la caja en privado por si contenía algo extraño que nadie más pudiese ver. Así que pagó al jardinero y este se fue.

La Misteriosa Caja

La Misteriosa Caja

Imaginando su interior

Mathew no quería perder ni un segundo más para sacar de allí aquella misteriosa caja y ver por fin lo que contenía. Estaba más nervioso que un niño pequeño el día de navidad y corrió para buscar una de sus palas y empezar a sacarla de la arena. Cogió el utensilio y empezó a cavar alrededor de la caja, cuando por fin la pudo ver, vio que estaba un poco oxidada pero se podía ver perfectamente lo que era, era una caja fuerte.

Imaginando Su Interior

Imaginando Su Interior

Era muy grande

Con la emoción de sacar la caja, Mathew no se había dado cuenta de que había estado cavando mucho rato y que había hecho un gran socavón. La caja en cuestión resulta que media aproximadamente un metro y medio de alto por uno de ancho, era enorme y muy pesada con lo cual Mathew no la pudo mover él solo. Al final tendría que pedir ayuda para moverla y probablemente también para abrirla.

Era Muy Grande

Era Muy Grande

Llamando a los refuerzos

Sin perder ni un minuto, Mathew fue dentro a coger su teléfono móvil, buscó a sus mejores amigos he hizo una video llamada grupal con todos ellos. Les explicó la situación y todos estuvieron encantados de ayudarle, al fin y al cabo no todos los días descubres una caja fuerte enterrada en tu jardín. Todos sus amigos estaban igual de intrigados que él, seguro que había algo muy interesante dentro de la caja.

Llamando A Los Refuerzos

Llamando A Los Refuerzos

Llegó la artilleria

Los amigos de Mathew se presentaron en su casa nada menos que con una mini excavadora. Uno de ellos trabajaba en la construcción y la pidió prestada en el trabajo para poder sacar la caja fuerte del boquete que había cavado Mathew ya que pesaba mucho para cogerla ellos a pulso. Cuando Mathew los vio llegar, se quedó con la boca a vierta y empezó a aplaudir como un loco.

Llegó La Artilleria

Llegó La Artilleria

La sacaron por fin

Con mucho esfuerzo, y con la ayuda de la mini excavadora, los hombres pudieron al fin sacer del hoyo la gran caja metálica que había allí enterrada. Todos se quedaron un momento callados mirándola, como si se imaginaran que clase de tesoros podría haber dentro de ella. Pero la realidad les devolvió el habla, ahora quedaba algo peor que sacarla de allí ¿cómo iban a abrirla? Era una caja de metal maciza y se veía que estaba bien cerrada.

La Sacaron Por Fin

La Sacaron Por Fin

Planeando la nueva estrategia

Ahora tenían que ver cómo abrir aquella caja fuerte ya que siendo una caja fuerte, tendría una combinación y no sería nada fácil dar con ella y mucho menos abrirla por la fuerza. Tenían que pensar un plan para hacerlo sin dañarla ni dañar lo que pudiera haber dentro de ella, pero ninguno tenía ni idea de cómo abrir una caja fuerte sin el código de seguridad. Todos estaban bloqueados mentalmente y no sabían qué hacer.

Planeando La Nueva Estrategia

Planeando La Nueva Estrategia

Pensando la solución

Todos estaban pensando cómo podrían abrir la misteriosa caja fuerte y estaban ansiosos por saber qué había en su interior. Habían pedido ayuda a algún vecino a ver si alguien sabía cómo abrirla y se corrió rápidamente la voz del hallazgo. Tanto fue así que hasta la televisión local se acercó hasta la casa de Mathew para entrevistarles y preguntar por el increíble suceso. Todo el barrio estaba muy pendiente de lo que estaba pasando en el jardín de su vecino.

Pensando La Solución

Pensando La Solución

Por fin lo consiguieron

Como la historia había aparecido en directo en la televisión, un señor que sabía abrir cajas fuertes se personó en el lugar. Se presentó ante Mathew y le dijo que le dejase intentarlo que había venido a ayudar y que tenía mucha experiencia abriendo cajas fuertes. A Mathew le pareció un poco raro que apareciera así de la nada pero necesitaban su ayuda aunque pudiera ser un ladrón especializado en abrir ese tipo de cajas.

Por Fin Lo Consiguieron

Por Fin Lo Consiguieron

La abrió sin esfuerzo

El hombre tenía una destreza innata y tenía además un equipo como los que salen en las películas para abrir la caja fuerte, máquinas de todo tipo y un auscultador para escuchar los pequeños clics que suenan en el interior del mecanismo. Pidió silencio absoluto y todos enmudecieron, comenzó a girar la rueda y a los 10 segundos, la caja se abrió milagrosamente. Lo que todos vieron en el interior de la caja los dejó helados.

La Abrió Sin Esfuerzo

La Abrió Sin Esfuerzo

Nadie creía lo que veía

Cuando el hombre abrió la caja fuerte, todos se quedaron pálidos por lo que vieron dentro. Muchos de ellos obviamente habían imaginado que dentro habría dinero o un tesoro al tratarse de una caja fuerte enterrada en un jardín pero de imaginarlo a verlo de verdad, va un cacho. Todos creían que no era posible que hubiera dinero dentro pero cuando vieron fajos enormes de billetes de 100 euros, se quedaron perplejos. Y no solo había eso, también había extrañas bolsas cerradas al vacío.

Nadie Creía Lo Que Veía

Nadie Creía Lo Que Veía

Un gran tesoro

Todos los allí presentes se quedaron un buen rato con la boca abierta hasta que reaccionaron. Fue Mathew el primero en reaccionar y acercarse a ver qué más había alí dentro. Lo primero que cogió fue uno de los fajos de billetes de cien euros y se dio cuenta de que algunos de los fajos estaban muy deteriorados. Habían estado enterrados mucho tiempo y las inclemencias del tiempo habían penetrado en la caja fuerte. Algunos estaban realmente destrozados.

Un Gran Tesoro

Un Gran Tesoro

Una fortuna

Mathew, cogió todos los fajos de billetes para separarlos y ponerlos a secar. Fue un trabajo duro y tedioso pero cuando hablamos de dinero no te cuesta hacerlo. Tardó un tiempo en separar todos esos billetes y secarlos pero cuando por fin estaban listos, los contó. Allí había una gran fortuna, podrán ser los ahorros de toda una vida de alguna persona. Había nada menos que 16.000 euros y eso sin contar los billetes que no pudieron salvarse porque estaban demasiado rotos. Pero ahí no acababa la historia…

Una Fortuna

Una Fortuna

Investigando su origen

A Mathew de pronto le entró un presentimiento, no se sentía bien teniendo todo ese dinero que no era suyo y quiso investigar por su cuenta sobre el origen de esa misteriosa caja fuerte y sobre sus dueños. Sus amigos le aconsejaron que no se metiera en líos, no sabía si ese dinero era legal, si había sido robado, o qué había pasado realmente ya que alguien normal no entierra una caja fuerte llena de dinero en un jardín y se olvida de ella. Había algo muy siniestro detrás y quizás destaparlo todo podría traerle problemas a Mathew.

Investigando Su Origen

Investigando Su Origen

Buscando respuestas

Mathew estaba muy preocupado por lo que sus amigos y su familia le habían dicho, ya que tenían razón, todo era muy raro y podría meterse en problemas. Sin embargo, él tenía el presentimiento de que todo iba a salir bien y que debía encontrar al dueño de esa caja fuerte, así que siguió mirando dentro de ella ya que había bolsas cerradas al vacío y quizás en alguna de ellas encontraría alguna respuesta sobre el origen del dinero.

Buscando Respuestas

Buscando Respuestas

Joyas de oro

Cuando Mathew cogió una de las bolsas, lo primero que notó es que pesaba mucho y, cuando la abrió, otra vez se quedó completamente en shock. Las bolsas que había dentro de la caja fuerte estaban llenas hasta arriba de joyas de oro macizo, diamantes y piedras preciosas de un valor incalculable. No podía imaginar el dinero que valdría todo eso. Cada vez estaba más claro que podría ser el botín de un ladrón y esto le asustaba mucho pero continuó la búsqueda. Dentro de una de las bolsas, había un papel…

Joyas De Oro

Joyas De Oro

Una dirección

En el papel que encontró dentro de una de las bolsas había una dirección. A Mathew le entraron muchos nervios pero sabía que tenía que ir a esa dirección, María, su mujer, trató de impedírselo por si era la dirección del ladrón, pero Mathew ya había metido la dirección en el GPS y había puesto rumbo hacía allí. Resulta que estaba muy cerca de su casa y no dudo ni un momento en ir a preguntar.

Una Dirección

Una Dirección

Nervios a flor de piel

Cuando llegó a la puerta de la casa, se quedó unos minutos paralizado, ¿qué iba a decirle a quien le abriera la puerta? Era una situación muy complicada y no podía hacer la pregunta directamente por su seguridad, así que pensó por un momento y llamó a la puerta. Las piernas le temblaban pero se calmó de golpe cuando le abrió una señora mayor. Mathew se presentó y sin dar muchos rodeos le preguntó a la señora. “¿Le han robado alguna vez?”

Nervios A Flor De Piel

Nervios A Flor De Piel

Ella se asustó mucho

La extraña pregunta dejó a la mujer muy asustada ya que se creía que Mathew venía a robarle. Ella comenzó a temblar y cuando él se dio cuenta de la situación, rápidamente comenzó a explicarle todo para que se tranquilizara. Cuando Mathew le dijo lo que había encontrado, ella comenzó a llorar y balbuceando le dijo. “Es mía”. La señora no se lo podía creer y le contó toda la historia a Mathew que estaba también desbordado de la emoción de poder devolverle todo a su dueña.

Ella Se Asustó Mucho

Ella Se Asustó Mucho

Le robaron todo

La mujer le contó toda la historia a Mathew e incluso le enseñó recortes de periódico del suceso. Le contó que el día después de navidad en 2011, un ladrón entró en su casa y se llevó su caja fuerte con todos sus ahorros y sus joyas. La mujer incluso describió las joyas y le dijo a Mathew la cantidad exacta de dinero que había dentro, todo coincidía, no había duda de que era la dueña de la caja fuerte. Mathew sin dudarlo, le devolvió todo a la señora y ella no sabía ni como agradecérselo. Quiso darle dinero en compensación pero Mathew no lo aceptó.

Le Robaron Todo

Le Robaron Todo

Publicidad