Un bebé fue abandonado en una clínica. Quedaron horrorizados al verlo!

PUBLICADO EN 10/03/2020
Publicidad

Este es el momento inspirador en el que un adolescente de Ohio se robó el centro de atención en su espectáculo de baile de la escuela secundaria, girando, volteando y bailando break dance, a pesar de que no tiene brazos ni piernas. Gabe Adams hizo parte del equipo de baile de 29 personas cuando era estudiante de segundo año en Davis High School en Kaysville el año pasado, pero solo tenía 12 años cuando aprendió a bailar en secreto.

Una realidad difícil de asumir

Este es el momento inspirador en el que un adolescente de Ohio se robó el centro de atención en su espectáculo de baile de la escuela secundaria, girando, volteando y bailando break dance, a pesar de que no tiene brazos ni piernas. Gabe Adams hizo parte del equipo de baile de 29 personas cuando era estudiante de segundo año en Davis High School en Kaysville el año pasado, pero solo tenía 12 años cuando aprendió a bailar en secreto. Gabe Adams nació en Sau paolo Brasil de una madre joven que estaba devastada y terriblemente abrumada por tener un hijo sin extremidades. De hecho, estaba aterrorizada y extremadamente decepcionada de haber abandonado al pequeño Gabe en un orfanato. A pesar de que su madre lo llevó pacíficamente en su útero durante 9 meses y el ultrasonido no detectó nada, Gabe Adams nació con una rara condición médica llamada Síndrome de Hanhart. Afortunadamente, la palabra de un niño sin extremidades llegó a Estados Unidos y al estado de Utah en un supermercado donde una revista escribió la historia de un niño abandonado sin extremidades en Brasil.

Bebe

Una realidad difícil de asumir

No podían creer lo que veían

Nacer con una deformidad es una cosa, pero ser rechazado por tu madre debido a esas deformidades es otra cosa. Eso fue exactamente lo que le pasó al pequeño Gabe. Tenía apenas unos días cuando lo perdió todo. Nació en Brasil, y cuando solo tenía dos días, su madre lo dejó en un orfanato. Cuando la madre lo vio, se sintió decepcionada y decidió abandonarlo. Allí estaba, acostado solo en una cama de hospital todo el día. La condición de Gabe significaba que sus posibilidades de ser adoptado eran simplemente nulas. Pero una madre pronto cambiaría todo. Los médicos pronto se dieron cuenta de que tenía una enfermedad poco común llamada síndrome de Hanhart, que se caracteriza por miembros, boca y mandíbula subdesarrollados. En el caso de Gabe, ninguna de sus extremidades creció en absoluto.

Algo Muy Misterioso

No podían creer lo que veían

No tenía extremidades

Según la Organización Nacional de Enfermedades Raras, el síndrome de Hanhart es un defecto de nacimiento poco común sin causa conocida. La madre biológica de Gabe no lo quería, así que lo dejó en el hospital. El síndrome de Richner-Hanhart es una enfermedad hereditaria con transmisión recesiva por deficiencia de una enzima: tirosina amina oxidasa. Este defecto enzimático provoca la acumulación de tirosina, que es un aminoácido, en particular en la piel y el cristalino (lo que explica las alteraciones visuales). También existe una queratosis palmoplantar manifiesta, especialmente en las puntas de los dedos de manos y pies. A veces se pueden observar estatura y retraso mental. Este síndrome puede ir acompañado de malformaciones hereditarias o no, en particular la ausencia total o parcial de la lengua y la falta de desarrollo de los dedos.

Bbe3

No tenía extremidades

Lo pusieron en adopción

El futuro de Gabe parecía sombrío. Parecía destinado a una vida solitaria confinado a una cama de hospital. Las posibilidades de que fuera adoptado eran muy pequeñas, porque no se parecía en nada a los demás niños. Pero un día en los Estados Unidos, Janelle Adams vio la foto de Gabe en un supermercado y decidió que quería ayudarlo. Mucha gente que pasó la foto debe haber sentido lo mismo, pero Janelle no podía quitarse de la cabeza al niño. Instintivamente, Janelle supo que quería darle un hogar a este niño. Janelle Adams, madre de 13, se interesó de inmediato en la historia de Gabe Adams. Según ella, inmediatamente supo que tenía que ser su mamá. Sin embargo, Janelle y su esposo no criaron a Gabe Adams como si tuviera una discapacidad, sino que lo trataron como a cualquier otro niño y esto mejoró en gran medida sus instintos e independencia.

Puesto En Adopción

Lo pusieron en adopción

Sus padres adoptivos estaban apunto de aparecer

Puede decir cómodamente que la disciplina y la positividad de la familia Adams contribuyeron a la singularidad de Gabe Adams. La noticia de un bebé sin extremidades viajó a América del Norte y llegó a Janelle Adams en Utah. Cuando vio la foto de Gabe en una tienda de comestibles, se dijo a sí misma: “Lo llevaría en un segundo” y fue entonces cuando se dio cuenta de que necesitaba ser la mamá de Gabe. Avanzamos varios años, y este notable joven se ha convertido en una inspiración para todos los que conoce. Sus padres lo presionan mucho, pero lo hacen para que pueda ser independiente y tener libertad y opciones en su vida. Janelle y su esposo, que viven en Ohio, ya tenían 13 hijos, por lo que agregar a Gabe a la familia no fue una decisión fácil.

Personas Bondadosas A Km De Distancia

Sus padres adoptivos estaban apunto de aparecer

Procesos de adopción complicados

“Teníamos nuestras preocupaciones, pero no podía dejar de pensar en el dulce niñito que estaba tan lejos sin brazos, piernas ni familia”, dijo Janelle a Today. Pero finalmente, Janelle logró rastrear el oprhanage donde vivía Gabe y puso en marcha el proceso de adopción. La adopción no se movió rápidamente, pero después de terminar el papeleo, Janelle y su esposo, Ron, finalmente pudieron ir al aeropuerto y recoger a su hijo tan esperado. Fue amor a primera vista. Gabe llegó cuando era un bebé y prosperó absolutamente con su familia. Desde muy joven, Gabe comenzó a usar una silla de ruedas, pero sus padres estaban decididos a que su hijo fuera lo más independiente posible. Cuando tenía 12 años, Gabe podía hacer casi todo lo que otros niños de su edad podían hacer, a pesar de sus discapacidades.

No Fue Una Adopción Fácil

Procesos de adopción complicados

Poner mucho valor en la vida

“Puedo hacerlo y puedo hacerlo con una sonrisa”, dice Gabe. En la escuela, Gabe probó para el equipo de baile como una forma de hacer amigos, descubriendo que podía usar su cuerpo sin extremidades a su favor en el arte del break dance. Después de graduarse de la escuela secundaria, Gabe ha seguido demostrando su independencia, se mudó de la casa familiar y se embarcó en una carrera como orador motivacional. Los padres del niño querían que se volviera independiente y no tuviera que depender de otros durante toda su vida. “Nuestro objetivo siempre ha sido permitirle a Gabe la libertad y las opciones, que sabemos que solo llegará si puede ser independiente”, dice el padre de Gabe. Pero no ha sido fácil. Si bien la experiencia de sus hermanos en la escuela fue más atípica: bailes de graduación, equipos deportivos y citas, para Gabe fue una avalancha diaria de comentarios crueles e intimidación.

Una Vida Difícil

Poner mucho valor en la vida

Fuerzas para aprender hacer las cosas solo

“Estuve en la clase de arte una vez y nuestro profesor de arte nos dijo que criticaramos la obra de arte de nuestro vecino. Este niño me dijo: “Parece que Dios se ha equivocado contigo”. Regresé a casa ese día y estaba destrozado. No podía sacarme eso de la cabeza ”, le dijo Gabe a Barcroft TV. Cuando la familia Adams adoptó a Gabe, pensaron que solo lo estaban salvando de una vida solitaria en una cama de hospital. Pero rápidamente se dieron cuenta de que fue Gabe quien los salvó. Les ha enseñado lo que es realmente importante en la vida. Y les enseñó a trabajar más duro y nunca darse por vencidos. “Odiaba a mis padres por hacerme pasar por todo ese trabajo duro, pero ahora los miro y celebro que me empujaron a ser independiente y ser la persona que sabían que podría ser ”, dijo Gabe. Mucha fuerza.

Aprendiendo Hacer Las Cosas Por Si Mismo

Fuerzas para aprender hacer las cosas solo

Sueña con ser un gran bailarín

Desde el principio, Janelle y Ron trataron a Gabe como propio. Y cuanto más aprendía a manejarse el chico, más independiente se volvía. Desde que se convirtió en parte de su equipo de baile de la escuela secundaria, Gabe ha pasado a competir en una competencia de baile, quedando segundo e incluso apareció en el Maury Show. Y a medida que ha aumentado su confianza como bailarín, Gabe ahora está siguiendo una carrera como orador motivacional. “He estado hablando durante casi cuatro años y es una locura con todos los lugares a los que he podido ir y conocer a tanta gente increíble y escuchar sus historias y escuchar cómo he podido ayudar “, él dijo. El joven de 17 años descubrió por primera vez su pasión por la danza en séptimo grado, cuando coreografió un baile con la melodía de “Unfriend You” de Greyson Chance para su programa de talentos de la escuela secundaria.

Un Gran Bailarin

Sueña con ser un gran bailarín

Fuerza mental es la base

“Teníamos nuestras preocupaciones, pero no podía dejar de pensar en el dulce niño que estaba tan lejos sin brazos, piernas ni familia”, dijo Janelle. Los Adams, que tienen 13 hijos biológicos propios, fueron a Brasil para recuperarlo y traerlo de regreso a Kaysville, Utah, poco después de su nacimiento. “No habría podido hacer nada sin mis padres”, Gabe. “Me dieron la oportunidad de descubrir lo que amo”. En su segundo año en Davis High School, formó parte del equipo de baile, junto con 28 chicas. “Mis compañeros de equipo me trataban como una persona normal y no veían mi discapacidad, solo mi capacidad para bailar y ser parte de un equipo”, dijo Gabe. Una vez que otros estudiantes lo vieron actuar, se dieron cuenta de lo mucho que podía hacer y comenzaron a acercarse a él, queriendo saber más sobre su historia.

Un Hombre Fuerte

Fuerza mental es la base

Motivador con gran talento

“Durante la mayor parte de su vida, ha enfrentado grandes batallas”, le dice a People su madre adoptiva, Janelle Adams, de 57 años, una recepcionista. “Le tomó un año entero aprender a caminar, pero no se rindió. Lo mismo ocurre con el baile. Simplemente siguió intentándolo “. Abandonado por su madre biológica en Brasil porque no creía que pudiera cuidar de él, Gabe fue adoptado por Janelle y su esposo, Ron Adams, de 57 años, un maestro de seminario mormón, después de que se enteraron de la difícil situación del bebé por medio de un amigo. “Seguía pensando en este bebé que estaba lejos en un hospital sin brazos ni piernas; no podía sacarlo de mi mente”, dice Janelle, quien tiene 13 hijos biológicos, la mayoría adultos. “No dejaba de preguntarme: ‘¿Cómo le daría de comer? ¿Cómo lo vestiría? ¿Cómo le enseñaríamos a caminar? ”

Un Gran Orador Motivador

Motivador con gran talento

No paraba de luchar por su futuro

“Pensamos que estábamos rescatando a alguien y dándole una vida mejor, pero de hecho, ha sido todo lo contrario”, agrega Ron. “Él nos rescató y nos dio una vida mejor. Tenerlo cerca ha sido muy inspirador y motivador. Siempre se esfuerza por ser lo mejor que puede ser “. Gabe prefiere andar solo siempre que sea posible. Hace cinco años, cuando él mismo aprendió a bailar en secreto y probó para su programa de talentos de la escuela secundaria, “nos quedamos atónitos”, dice Janelle. “No teníamos idea. Él inventó su propia rutina de baile y trabajó en ella durante varios meses “. Después de la actuación de Gabe, todos se pusieron de pie de un salto y le dieron una ovación”. “Se sintió genial”, dice Gabe, quien practica sus movimientos de baile durante varias horas al día. “A partir de entonces, el baile se convirtió en mi forma de expresarme. Estaba decidido a seguir aprendiendo todo lo que pudiera ”.

Un Gran Sacrificio De Adopción

No paraba de luchar por su futuro

Publicidad